Skip to content
febrero 28, 2011 / Víctor Sierra Matute

Delio Palentino entre los árcades (II)

Copio a continuación un poema inédito de Diego Colón y Sierra:

 

SOBRE LA COSTUMBRE Y DIVERSIÓN DE PATINAR

El hielo que la mano del Invierno

forma sobre la faz del agua pura

induce al joven inexperto y tierno

a pisarlo con planta mal segura.

Un rato teme, pero en fin se atreve

a marchar por la lisa superficie

y ya sobre ella rápido se mueve

sin que del riesgo precaución malicie,

sin ver que corta el mismo

la tabla que le aparta del abismo.

Pues piensa solo en patinar y vuela,

dispara, resbala, escurre, desliza

ora cual flecha o bala

tanto que aterroriza,

ora en órbitas juega

gira como ágil ave,

ora escapa cual nave

a todo remo y vela.

El recreo inocente a que se entrega

le presta robustez y nuevo brío,

mientras aplaude el expectante frío

si el teatro donde su rigor desplega

resiste el peso al hierro con que calza

sus pies y sobre el cual risueño se alza.

Así son las venturas, ¡oh, mortales!,

de nuestra vida en este suelo adverso;

tienen un exterior brillante y terso,

una faz cristalina,

mas ocultan peligros, ¡ay!, fatales.

Obrad pues como debe el hombre diestro

que prudente patina

para cruzar trabado río y ponto.

Suave y cauto sea el paso vuestro:

el hielo y el placer se quiebran pronto.

 

Anuncios
febrero 25, 2011 / Víctor Sierra Matute

Delio Palentino entre los árcades (I)

La historia que hay detrás del Mss. 1393 de la Biblioteca Nacional de España es curiosa. Es un recopilatorio de poemas autógrafos del malogrado escritor Diego Colón y Sierra (1789-ca.1838), que firmaba con el seudónimo de Delio Palentino.

De la vida de don Diego sabemos unos pocos datos: que nació, claro, en Palencia. Que su padre fue José Joaquín Colón de Larreátegui, que fue Caballero de la Real y Distinguida Orden Española de Carlos III, Corregidor de Bilbao y Supremo de España e Indias, entre otros cargos. Y su tío, Mariano Colón, décimo tercer duque de Veragua o, lo que es lo mismo, descendiente del hermano menor de Cristóbal Colón (Diego/Giacomo Colombo). Que estudió en el Real Seminario de Nobles e ingresó en la carrera diplomática en 1810, la cual ejerció en Londres, La Haya y París; que logró alcanzar también el título de Caballero de Carlos III; que su mujer murió muy joven, que enfermó de locura en Pau en 1836 y fue internado en un manicomio parisino hasta 1838, donde finalmente le perdemos la pista.

El volumen lleva por título Colección de poesías varias, por Diego Colón, entre los árcades Delio Palentino y está formado por papeles de distintos tamaños, dividido en dos secciones, con tachones, enmiendas y cambios de letra. Según nota posterior:

Esta colección de poesías varias y algunos escritos en prosa están inéditos. Creo que el autor debe ser D. Diego Colón, sobrino del Duque de Veragua, y que se firmaba Delio Palentino. Deben ser escritas entre los años 1820 y 1830. Madrid, 22 de febrero de 1873.

Tenemos, por lo que parece, una antología formada con borradores del propio autor. Puede que sea este manuscrito la segunda parte (pues no se ajusta al contenido descrito) del que Diego Colón y Sierra envió para su publicación a la Real Academia Española y que ésta rechazó por los siguientes motivos:

Devuelvo a V.S. el tomo manuscrito intitulado Colección de poesías varias, por don Diego Colón, entre los árcades “Delio Palentino”, tomo I, y la R. Acad., habiéndolo examinado con la mayor atención, expone al Supremo Consejo por mi conducto, que si bien no carece esta obra de mérito literario en su clase, ofrece, sin embargo, a primera vista, graves dificultades para su impresión. La diversidad de materias que abraza, comprendiendo diferentes asuntos, la mayor parte acerca de los sucesos de la guerra de la independencia y otros varios sobre los acontecimientos de las Américas y defensa de varios puntos hecha por los españoles, son otros tantos recuerdos gloriosos de la siempre ilustre nación a quien la dedica, que inmortalizan el valor heroico de sus hijos, que arrastrando toda clase de peligros y privaciones prefirieron la muerte a la odiosa esclavitud del tirano que intentó ponerles su yugo. Esto, no obstante, es necesario que el autor tenga presente que habiendo variado enteramente las circunstancias y siendo muy diferente la época actual de aquella en que se suponen escritas éstas, lo que en aquel tiempo pareció y pudo ser tolerable, atendida la situación en que la España se hallaba… [Copia de la censura: 8 marzo 1831] (Ángel González Palencia, Estudio histórico sobre la censura gubernativa en España, t. II, p. 241)

En fin, el bueno de don Diego, de los Colón de toda la vida, no logró su propósito.

febrero 20, 2011 / Víctor Sierra Matute

Lorem ipsum (quia dolor sit amet)

Han pasado algunos días desde que decidí abrir el blog, pero hasta ahora no había comenzado a llenarlo de contenidos.

Para los curiosos (si alguno se ha asomado a esta página a principios de mes o el mes pasado), la entrada que ha monopolizado Philoblogia durante su etapa en pruebas contenía lo que se denomina un lorem ipsum, al parecer algo bastante conocido que yo desconocía hasta ahora. Con este seudolatinajo designamos un tipo de texto de relleno bastante utilizado en pruebas de diseño gráfico, páginas web, etc. La razón de su uso: permite que el diseñador o quienquiera que coteje las pruebas no caiga en la tentación de abandonarse a la lectura del texto de relleno, frecuentemente repleto de palabras absurdas y secuencias repetidas, y fije su atención en el diseño en sí; además, su distribución de letras es semejante a la del inglés, motivo por el cual quizá haya obtenido mayor difusión.

No hay un solo modelo de lorem ipsum, pero casi todos ellos son deformaciones de un fragmento del tratado De finibus bonorum et malorum, de Marco Tulio Cicerón, al que se han añadido letras y palabras que el texto latino no poseía. Veamos el comienzo del lorem ipsum típico (en negrita) sobre el texto del De finibus:


…neque porro quisquam est, qui dolorem ipsum, quia dolor sit amet consectetur, adipisci[ing] velit, sed quia non numquam [do] eius modi tempora incid[id]unt, ut labore et dolore magnam aliqua[.]m quaerat voluptatem. ut enim ad minima veniam, quis nostrum exercitationem ullam corporis suscipit laboriosam, nisi ut aliqui[p]d ex ea commod[o]i consequatur?

 

Al parecer, el lorem ipsum se empezó a usar ya en el Renacimiento, por lo que no puede descartarse que algunas de estas contaminaciones sean producto de las sucesivas copias de época.

Su popularidad en nuestros días es manifiesta. Podemos encontrar este texto en miles y miles de páginas de internet, que muchas veces solo es cadáver de pruebas olvidadas:

Lorem ipsum en Corazondealcachofa.cl

Algunos generadores virtuales de lorem ipsum y otros textos de relleno:

http://www.lipsum.com/

http://www.lorem-ipsum.info/

http://www.blindtextgenerator.com/

febrero 18, 2011 / Víctor Sierra Matute

Bienvenida

Tras casi un mes de pruebas, creo que ha llegado el momento de inaugurar este blog, por el cual irán pasando algunas de las curiosidades ⎯con sus respectivas reflexiones⎯ que encuentro catalogando el fondo manuscrito de la Biblioteca Nacional de España, realizando mi tesis doctoral sobre los autógrafos de Lope de Vega, o vaciando la poesía castellana de los Siglos de Oro en el proyecto que el grupo Edobne desarrolla los lunes en la Sala Cervantes.

Sin más, queda inaugurado el blog. Bienvenidos.